Migliore espera a ser indagado y el juez decidirá cómo sigue su situación

 

El futbolista Pablo Migliore espera que el juez Manuel de Campos le tome declaración indagatoria durante este lunes, en la causa por homicidio en que quedó involucrado por presunto encubrimiento.



El arquero de San Lorenzo está acusado en principio por encubrimiento agravado, un delito con prisión efectiva con una pena de uno a seis años de cárcel.



La figura difiere del encubrimiento que es excarcelable e incluso con una pena mínima más baja, de seis meses de prisión.



Migliore podría permanecer detenido en un penal si el juez considerase que puede fugarse o entorpecer la investigación en curso.



Según la Justicia, el arquero de San Lorenzo encubrió a Maximiliano Mazzaro, el segundo jefe de la "barra brava" de Boca y de facilitar su fuga, prestándole su vehículo, que fue allanado ayer durante el operativo en el estadio Pedro Bidegain.



Luego de la fuga del número 2 del grupo conocido como "El Jugador Número Doce", De Campos ordenó realizar escuchas en los teléfonos de su grupo íntimo.



En febrero se registró una llamada desde la línea del arquero hacia la esposa de Mazzaro, pero no arrojó ningún dato positivo para la causa.



A los pocos días la comunicación se repitió y entonces la Justicia detectó que además del arquero, otra persona hablaba con la mujer, lo hacía en código y con voz adulterada.



A partir de diversos análisis de la grabación, se dispuso la detención del deportista.



El 2 de marzo fue detenido por la misma causa Maximiliano Levy cuando regresaba de Ecuador luego del partido entre Barcelona y Boca por una fecha Copa Libertadores de América.



El hincha xeneize fue arrestado por la policía aeroportuaria acusado de encubrimiento agravado, el mismo delito que recae sobre el arquero de San Lorenzo.



Levy todavía se encuentra alojado en la cárcel de Villa Devoto, a pesar de haber declarado ante el juez.



El jefe de la hinchada de Boca, Mauro Martín, además de Mazzaro, están acusados del asesinato de Ernesto Cirino, ocurrido en agosto de 2011, en Liniers, luego de una discusión con su vecino Gustavo Petrinelli, cuñado del primero.



El incidente estaría motivado por un perro que ensuciaba la pared de una casa y eso provocó una pelea de vecinos.



Otro prófugo es Daniel Wehbe, quien también habría participado en el incidente.



Cirino fue golpeado por algunos de los barras, cayó y murió dos días después de haber quedado internado.



La Justicia cree que fueron cerca de diez personas las que participaron del hecho y agredieron brutalmente al hombre.



Los acusados apuntan a Wehbe y dicen que le propinó un solo golpe que lo llevó a caer y dar la cabeza contra el cordón de la vereda.



De todos los involucrados en la causa, Martín y Petrinelli están presos.



Én cuanto a Migliore, tanto el arquero Pablo como un hermano suyo, de nombre Fernando, están relacionados con "El Jugador Número Doce".



El arquero se relacionó desde joven con la hinchada de Boca y ya cuando atajaba en Huracán iba a ver al "xeneixe" a la segunda bandeja.



Ya como arquero del club, fue a visitar a Di Zeo cuando éste fue detenido.



Tras un incidente con "El Uruguayo Richard" durante un asado, fue transferido a Racing.



Ya en San Lorenzo, protagonizó más incidentes dentro del plantel con su ex compañero Jonathan Bottinelli por ejemplo- que con la "barra brava" de ese club, autodenominada "La Gloriosa Butteler", enemiga de la de Boca.

Noticias Argentinas