4 eventos en vivo

El legado de Diego Maradona en el pueblo argentino

25 oct 2012
16h07
actualizado a las 16h10
  • separator
  • comentarios

Un deportista pasa a ser figura, luego crack, leyenda y alcanza a ser mito. De los miles de ejemplos que pueden surgir, repasando cualquier disciplina, Diego Maradona está un poco más allá. Sus fanáticos lo han puesto a la altura de un dios. O D10S, con religión propia, museo y descendencia más allá de su propio apellido. Un legado interminable, a 15 años del retiro oficial .

La devoción por Diego es infinita
La devoción por Diego es infinita
Foto: Daniela Andam / Terra

Aníbal Di Toro es, quizás, el mayor coleccionista sobre la vida del Diez. Lo que comenzó con la edición de algunos videos en VHS terminó en camisetas, libros, posters, estampillas y hasta bebidas alcohólicas con su rostro. Archivo 10 (Avenida Constituyentes 4215, Capital Federal) , es el hobbie de este odontólogo en forma de museo maradoniano.

"La idea original era hacer un video con una compilación de lo mejor de Diego en su momento. A partir de ahí se fue desmadrando todo y quedó esta colección", amplió.

Las prédicas de la Iglesia Maradoniana han dado la vuelta al mundo. El origen tuvo en la celebración de la “Navidad maradoniana” para dos amigos rosarinos, Hernán Amez y Héctor Capomar. Desde aquel 30 de octubre de 1998, en relación al cumpleaños de Diego, dieron paso a varios ritos inspirados en la religión católica. Algunos “creyentes” optaron por casarse bajo el juramento de su nueva fe.

Cada acto, por más loco que parezca, no sólo implica un homenaje al jugador. La idea es transmitirles al resto de las personas todo lo que ha logrado Maradona y que ha generado en sus vidas. Aún más para quienes no vivieron o sintieron sus jugadas heroicas.

Cuando Stella supo que iba a tener mellizas pensó que eso representaba una señal para su marido. Walter cumplió el sueño que tenía desde hace varios años: las bautizó Mara y Dona. La noticia llegó a oídos de Diego, fascinado por tamaña decisión.  El papá, en soledad, lloró al escuchar en vivo las palabras de su ídolo.

Esas niñas, hoy de poco más de un año, ingresan al cuarto maradoniano que tiene su padre en el fondo de casa. Allí se guardan todo tipo de recuerdos. Mara y Dona llenan de besos y abrazos a quien les dio sus nombres. Ambas reconocen a Diego en una camiseta con el rostro del “Pelusa”. Mara ya tiene otro preferido, una remera del “Cani”, ladero del Diez en ese santuario tal como lo hacía en cancha.

"Más allá de las cosas que estén pasando o puedan haber pasado, el amor por Maradona va más allá de haber levantado la Copa del Mundo. No había otra manera de que se lo pueda demostrar. Siempre quería que sean dos nenas, Mara y Dona. No, Diego Armando", explicó Walter.

La historia continúa. Cientos de fanáticos confirmaron su asistencia para el lunes 29 de octubre en el Obelisco, desde las 21.30 , en la vigilia por la celebración de los 52 años del ídolo. Todo es posible con tal de que el amor por Maradona no se acabe nunca.

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad